Administración del tiempo.

Es común que, al finalizar el día, te cuestiones si con un par de horas más hubieras podido terminar todos esos pendientes que cada día se acumulan y se hacen más grandes como una bola de nieve difícil de parar. Este es el principal síntoma de que necesitas:

  1. Comenzar a delegar tareas.
  2. Administrar tu tiempo.
  3. Ser realista con las actividades que puedes finalizar en determinado período.

Se requiere mucha disciplina para enfocarte y por más que queramos cumplir un maratón de diferentes cosas a la vez, a veces el cuerpo sólo puede dar una vuelta a la manzana, (Bien dada, bien pisada y bien planeada).

Es un reto mantener un estado de relajación todo el tiempo, pero implementando algún método para la administración del tiempo, podrás disminuir la presión y ansiedad por no finalizar tus actividades dentro del tiempo de entrega o ver los avances de tus proyectos.

Existen diferentes métodos para la administración del tiempo como La Matriz Eisenhower, El Método POSEC o El Método Dominó. Hoy abordaremos La Matriz Eisenhower (En blogs posteriores abordaremos el resto de los métodos).

Lo que caracteriza a La Matriz Eisenhower es su simplicidad y efectividad para saber priorizar tus tareas de tal manera que las “más importantes” no pierdan luz con las “urgentes”, “repentinas” o “inesperadas”.

El objetivo general de este método es que las actividades se puedan organizar en cuatro categorías que corresponden a la importancia o urgencia y van desde 1 a 4 según su prioridad, te explico:

  • Tareas “importantes” y “urgentes”: Estas tareas están en tu nivel de prioridad #1 y debes enfocarte en completarlas.
  • Tareas “importantes” pero “no urgentes”: Estas tareas son metas a largo plazo y objetivos importantes para tu desarrollo personal – profesional. La diferencia es que no tienen una fecha de vencimiento explícita, van en función de las metas que establezcas en tu plan de vida.
  • Tareas “no importantes” pero “urgentes”: Estas tareas las puedes delegar fácilmente o realizar cuando finalices las tareas de la primera categoría (Tareas importantes y urgentes).
  • Tareas “no importantes” y “no urgentes”: Estas tareas pertenecen a la categoría #4 porque son las que deberías dejar de lado y/o eliminar, por ejemplo: ¿Realmente necesitas tener un maratón de películas? ¿O podrías usar ese tiempo para finalizar tus tareas importantes pero no urgentes?

Las actividades máximas recomendadas por categoría son 8 para mantener objetivos reales, conforme vayas finalizando una, agregas otra.

Entendemos que los momentos de ocio, descanso, creatividad o enfoque a uno mismo son fundamentales para despejar la mente y retomar las actividades con la mejor energía e ideas frescas que generen los resultados esperados.

Sin embargo, dentro de tu planeación de La Matriz Eisenhower es importante que te enfoques en avanzar y finalizar las tareas pendientes en el tiempo que consideraste para ello, así podrás descansar al 100% en tus tiempos libres sin sentirte abrumado o culpable por seguir teniendo esa gigante bola de nieve.

No te quedes en la inactividad gracias al ruido que te puedan generar los pendientes y tampoco le tengas miedo a tomar decisiones.

Respira, ordena tus actividades en cada categoría y comienza a tomar decisiones a partir del nuevo orden de tus pendientes, notarás resultados impresionantes cuando comiences a administrar y respetar tu tiempo.

Claridad ante todo mi estimado Ingeniero, es verdad que hay que cumplir las metas mensuales, pero también se siente muy bien decidir lo que sí quieres hacer y lo que de plano puedes delegar o descartar porque ya no estás dispuesto a invertir tu tiempo en ello.

Volver al menú